jueves, 9 de diciembre de 2010


Este es mi Cuento para el I Concurso de Cuentos Navideños en http://www.alhaurindelatorre.com/concurso-navidad/4975.html
La tarde gris y desapacible no invitaba a salir de la casa, a través de la ventana una lluvia fina parecía hacer sonar un tintineo de campanitas sobre los cristales del salón.

Las cajas estaban amontonadas en el armario esperando una nueva Navidad, desembaló la más grande de todas y fue sacando una por una, aquellas bolas de colores que tantos años atrás había ido poniendo en el árbol.

Hacía tiempo que la Navidad había perdido el sentido que tenía, ya no sonaban igual los villancicos ni era el mismo calor el que desprendía la chimenea. Cuando uno pierde a sus padres, sabe positivamente que a partir de ese instante, la navidad se irá para siempre con ellos.

Las bolas que antes parecían estar llenas de brillos de colores ahora pintaban descoloridas y resultaba hasta insoportable escalar el árbol para ubicar la estrella que parecía negarse a permanecer quieta y firme en la punta de la rama más alta.

Otro año más, otra ilusión menos y un vacío interior que cada vez era más difícil de llenar. Era necesario ser feliz y compartir esa felicidad con personas a las que no se soportaba el resto del año.  Era como si de pronto la hubieran puesto en otro lugar a celebrar una fiesta con gente a la que apenas conocía y con la que apenas compartía nada, ni siquiera aquel espíritu de paz y alegría que su familia le había inculcado, y era tan comprensible que se sintiera así, porque la que había sido su familia ya no estaba. Ahora sus hijas alborotaban el salón, riendo y peleando por una cinta de colores.

Mientras colocaba las luces, se dio cuenta de cómo había perdido la magia de aquel momento, la ilusión de antaño, el cosquilleo nervioso al escuchar la campanita que indicaba que Papá Noel estaba cerca. Por más que encendiera una y otra vez las luces del árbol, dentro suyo la Navidad hacía tiempo que ya no brillaba más, sentía que algo se había apagado definitivamente para siempre.

Se sacudió una lágrima que rodaba por sus mejillas y de la que una de sus hijas fue testigo. De pronto se vio rodeada de unos pequeños bracitos que le decían Te quiero mucho mamá y pensó en su madre, a la que había abrazado tantas veces en tantas navidades y en su padre encaramado en el árbol participando de aquel instante.

Recordó los regalos, los cohetes, la mesa puesta con sumo cuidado, donde los trozos de turrón se divertían con las peladillas, donde todos cantaban a coro recordando un país dejado atrás, una infancia y unas costumbres y donde al mismo tiempo se seguía celebrando con la misma intensidad porque todos y cada uno de ellos llevaba la navidad en el alma. Aquella Navidad nueva que se celebraba en verano en el interior de cada uno, recordaba aquella otra aunque mucho más fría pero no menos cálida al mismo tiempo, que vivieron antes en  España.

Ahora debía vivir la Navidad por sus hijas y por su nueva familia y aunque las luces más brillantes del árbol no se encendieran jamás, ella debía tenerlas siempre encendidas en su interior ,para que su luz permaneciera brillando siempre.

Recogió la cinta de colores que sus hijas habían dejado en el suelo y con ella ató la estrella en la punta del árbol. Colocó los adornos que quedaban y apagó las luces del salón dejando solo encendidas las del árbol, y en aquella semi penumbra permaneció un instante más, sintiendo que debía buscar el sentido a ese momento muy dentro de si misma.

La vida continuaba otro año más y todas y cada una de aquellas navidades la habían convertido en lo que era hoy día y ella debería hacer lo mismo con las que le quedaban por delante, poniendo toda su ilusión en que aquella estrella siempre permaneciera firme.

-         Mamá ¿vendrán los Reyes este año?

-           - Claro que si cariño, dejaremos encendido el árbol para que nunca pierdan el camino a casa.

-          - Seguro que los abuelitos le dicen donde vivimos…

-          - Seguro que si…..



Añado algunos comentarios que me han emocionado mucho:
Antonio Serrano Santos
En busca de la ilusión perdida de la Navidad”. Yo también, como los demás comentaristas, felicito a la autora, por su exquisita sensibilidad, por su arte de llegar al corazón y conmover todas sus fibras. Y esto lo consigue, si no me equivoco, porque lo que narra es real. Y lo real supera, en emoción, a la fantasía. Todos, sobre todo, los mayores, nos hemos visto retratados en ese relato. Hay cristianos a los que ya la Navidad no les gusta; les produce una gran tristeza principalmente por el recuerdo de los seres queridos que ya no están; y las imágenes de las Navidades vividas con ellos aumentan su tristeza. Es lo que magistralmente describe la autora del cuento. Si la autora del cuento, y todos los que, como ella, buscan la felicidad de la Navidad con esta certeza, con esta nueva ilusión, la encontrarán y su tristeza se convertirá en verdadera alegría
-----------------------------------------------------
Juan Francisco M.A.
Sencillamente directo, precioso y real.
-----------------------------------------------
francisco
aunque este cuento no ganase a mí me parece el más lindo,cuantos recuerdos,me ha hecho llorar
-------------------------------------------------------------------
sedi
Bonito cuento.
La Navidad es el recuerdo, que siempre estará En todos nosotros.
le doy 10 puntos
---------------------------------------------------------------
Cris Carbone
Excelente cuento me encanto, debiera ganar...felicito a su autor.
  ---------------------------------------------------------
juan
es el cuento del carrusel de la vida, inagotable en su mensaje, precioso...

-----------------------------------------------------------
Isabel Luna
Precioso escrito desde aun mas adentro del corazon
------------------------------------------------
El Avisador
Nostálgico y evocador, es un cuento que nos da paz al alma.
----------------------------------------------------
Ceano
Es un cuento entrañable, mis felicitaciones a la autora
---------------------------------------------------
Heina
Bello y sencillo, me encanto y me hizo recordar mi infancia. Felicitaciones.
--------------------------------------------
Carmen 
Que bien expresado y bien redactado!!!.Me encantó
-------------------------------------
maggy
Me encantó.
-----------------------------------------
Gloria
Un cuento tiene que tener un bonito argumento pero lo que más se ha de puntuar es su buena redacción, sus verbos bien conjugados y una coherencia en el texto. Este reune todas esas normas además de ser emotivo y hermoso. Mis felicitaciones

----------------------------------
Mirtha Ana Mansilla
Es un cuento precioso, que nos retrotrae a las navidades de la infancia , muy emotivo
Reporte como inapropiado

Gabriela
Para mi el mejor de todos.

PALOMA SÁNCHEZ DE LA ROS S
Precioso. Me ha hecho llorar........ de melancolía y a la vez de esperanza.
Un diez como una casa.
Este año, volveré a encender mis luces..........
---------------------------------
tere
Precioso relato!! muy identificativo seguramente, con muchisimas personas en cualquier parte del mundo, aunque hablemos lenguas distintas.
le doy 10 puntazos y un aplauso
----------------------------------
Merce
Hermoso cuento

Y muy real, este año he vuelto a encender mis luces


un 10 para este cuento
SUERTE
----------------------------
Stella Maris S.-
Me encantó el cuento, además sé que es muy real esta historia. Mi puntaje y voto al mismo es un "10"!!! Felicitaciones!!!

----------------
Luz
Nosotros quizás ya no sintamos la Navidad igual que cuando éramos niños y solo nos reste el recuerdo, pero si debemos hacer que nuestros hijos tengan esa ilusión y luego el recuerdo de esas navidades felices y completas, igual que nuestros padres procuraron para nosotros. Posiblemente ellos también se sentían así pero se encargaron de llenarnos de ilusión y la cabeza de recuerdos que hoy nos permiten inculcar a nuestros hijos...Cuento precioso y emotivo. Este cuento es el que todos tenemos en nuestra cabeza y corazón.
----------------------
José María
Mi puntuación es para este cuento. Un saludo

--------------------
Francisco Rodriguez
Hasta ahora el mejor cuento. Otros 10 puntos!!!
----------------------
Javier
Hermoso cuento. Me ha gustado mucho.Yo le doy 10 puntos!!!!
------------------------------

Mª Ángeles
Bonito relato. ¡Es tan real!
La Navidad es el recuerdo.
Y ese recuerdo es la luz que siempre estará encendida. En todos nosotros.
si en todas las casas hay siempre una luz, el camino hacia la felicidad será más fácil.
Suerte con el concurso.
¡Tú ya has ganado, has vencido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!