viernes, 28 de diciembre de 2012

El Olvido



Entre todos los sentimientos que habitan en el ser humano, quizás el más significativo y doloroso sea el olvido. 

La facilidad con la que se olvida...se olvida el sentimiento, se olvida la palabra, se olvidan las promesas, se olvidan los hechos, incluso se olvida un rostro, unos ojos, una mirada y hasta unas manos. Con el tiempo todo se convierte en olvido y el olvido se transforma en un sentimiento muerto dentro de una caja vacía. 

Quienes se han ido demasiado pronto, con el tiempo se transforman en olvido y aunque luchemos defendiendo su recuerdo, la mente nos juega malas pasadas, los días se van borrando, las huellas de su risa, lo dulce de su abrazo, los detalles de su rostro y la ternura de sus manos y el olvido nos traiciona y nos arrebata despiadadamente aquel recuerdo, desdibujando la apariencia más sagrada y transformándola en olvido. 

Olvidamos una cara y olvidamos lo que somos, lo que fuimos, aquello por lo que luchamos y aquello por lo que vencimos y en la loca carrera de la vida, unas veces por curarnos y otras veces por no rendirnos vamos dando rienda suelta a que nos venza el olvido.

Olvidamos las palabras, aquello que prometimos, la certeza de una idea, nuestros más hondos motivos, los más puros sentimientos, el primer amor y el niño que habitaba en nuestro cuerpo y que se lo llevó el olvido.
Creemos en las personas y ponemos fe en aquello que tanto han prometido y nos damos cuenta tarde, que olvidan todo lo dicho.

Hay cosas con las que lucho, con un esfuerzo infinito para que nunca se olviden, mi primer amor, mis hijos, la ternura de un abrazo, la mano que me da un amigo y las manos de mi madre que aunque se fue no se ha ido. 

Los abrazos de mi padre cantando suave al oído, aquella niña que un día se hizo mujer y en su sitio algo queda, algo late, algo lucha con ahínco para que que nada de esto se convierta en un olvido.

 La mente nos arrebata aquello eterno que fuimos, no somos nada sin ella y si se aleja perdimos, la palabra más sagrada, la querencia, los motivos, la lucha de los ideales, los abrazos, los caminos, aquello que se promete, lo que nos mantiene unidos, la esencia pura del hombre, sus sentimientos, su inicio, sus raíces, sus querencias, sus recuerdos, lo vivido, por aquello que se lucha, los más profundos instintos, los deseos, la familia, la soledad, el sacrificio, la lucha de cada día, el sacar delante un hijo, se convierte en todo o nada dependiendo del olvido.

Si me arrebataras todo, maldito, maldito olvido no permitas que te deje mi recuerdos más queridos, aquellas manos sagradas que guiaron mi camino, mi primer amor tan importante y querido, el compañero de viaje, sus besos que necesito y las caricias hermosas que me profesan mis hijos y sobre todo si di mi palabra a algún amigo, que no lo defraude nunca para no olvidar lo que sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!