lunes, 19 de noviembre de 2012

50 Sombras de Grey

      

Yo, como el resto de las mortales mujeres, he sucumbido a 50 Sombras, me he metido en la vida de Christian lo mismo que él se mete en la piel de Ana, ya no es solo que hace y que no hace sino como lo hace…un hombre perfecto, auténticamente perfecto en todos los sentidos que aparte de ser increíblemente rico es increíblemente sexy y que ama de una manera arrolladora, salvaje y provocativa.

El libro que tiene escenas que leídas de forma suelta y sacadas de contexto podrían resultar fuertes, te atrapa desde el primer instante y es más el fondo que la forma lo que realmente te engancha, el misterio y la delicadeza de cómo nace un amor de una relación puramente física y la total entrega de dos seres que necesitan quererse por encima de todo. El porque una persona se torna sadomasoquista para poder encauzar una infancia trastornada y terrible y hacer del dolor un arma de placer…

Ya voy por el segundo tomo y pronto me haré con el tercero porque entre sus páginas estoy viviendo una aventura y me traspasa la dulzura de este hombre, totalmente de película que tiene rendidas a todas las lectoras que asoman sus ojos a la novela.

No creo que se sucumbe a ella solo por las partes eróticas que tiene, creo que por detrás de sus páginas hay mucho más, trata de la entrega de dos personas, de sus miedos, de sus recuerdos, del poder de la confianza, de lo importante que es encontrar a alguien y dejarse llevar, de darse siempre una oportunidad y por encima de todo de seguir al corazón y hacer lo que este te dicta.

No sé como acabará, aunque lo imagino....de momento sigo disfrutando de sus románticos viajes en helicóptero privado, su yate, sus fiestas y su manera audaz y completamente liberal de hacer el amor, donde las cosas más pervertidas terminan por ser aceptadas para el lector, quizás cuando empiezan a ser autorizadas y consentidas por ellos dos…. Y porque ambos descubren que lo verdaderamente importante es la entrega de uno frente al otro.

Quizás lo negativo de la novela es que muchas escenas obvian situaciones que en la vida real más que aumentarte la líbido harían el efecto contrario porque omiten la higiene que tendrían que anteponer, como es el besarle y lamerle los pies despues de una sudorosa carrera y otras escenitas por el estilo donde quienes estamos de lectores no podemos ponernos en el lugar de la protagonista sin pensar en pasar antes por el baño aunque el deseo te queme, ....también le  diría a Anastacia que deje de morderse tanto el labio y olvide a su diosa interior, quizás esta musa que sale el mismo número que sombras hay en el libro o más, es la que más ensombrece la novela.

Pero sobre todo felicitar a Grey...por ese halo de misterio, elegancia, osadia, hermosura y provocación, donde hay lugar también para la ternura, y a L.E. James por hacernos soñar a todas las mujeres con un hombre tan ideal y completo que solo existe tras las tapas de un libro...

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, todavía no puedo opinar mucho pues sólo hace u par de días que he empezado a leer el primer libro y no he leído mucho, aunque lo que voy leyendo me ha gustado mucho y estoy de acuerdo contigo en que parece un marido demasiado perfecto. Anastasía parece a su lado una niña y me da la impresión sin mucha experiencia de la vida.
    Intentaré comentarte algo más según vayaavanzado en la lectura.

    ResponderEliminar
  2. Hola Su; no he leído el libro, por ahora mis tiempos son medios escasos. Se ve que es una novela atrapante y medio como que escapa a la realidad en ocasiones y en otras no tanto, porque hay de todo y gusto para todo, por todo lo que vas describiendo. En cuanto tenga la oportunidad de leerlo te comento mi opinión más en detalle.
    Te deseo un hermoso fin de semana para Vos y toda la familia, besitos amiga!!!

    ResponderEliminar

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!