miércoles, 1 de febrero de 2012

La Amistad

Cuantas veces alguien se nos acerca diciendo que es nuestro amigo, cuantas veces nos decepciona, cuantas esa amistad era solo pasajera o motivada por algún interés. A lo largo de mi vida me he dado cuenta que las verdaderas amistades son las que se hacen en la infancia, no todas, sino aquellas con las que seguimos teniendo alguna vinculación bien porque ellos significaron mucho en aquel momento para nosotros o nosotros para ellos. Otras fueron las de la adolescencia, aquellas con las que compartimos el secreto de un amor, de unas risas o de unas vivencias comunes, sabemos que están ahí que lo estarán siempre, aunque las circunstancias o el devenir de cada vida sea diferente y nos aleje.


Lo cierto es que mirando atrás en el tiempo compruebo como la amistad está asociada a vivencias comunes, a compartir sentimientos y sobre todo a no traicionarlos.  


He conocido personas que quizás en algún momento creía podrían ser amigos, por su insistencia, por su interés hasta por su incansable presencia, personas que demostraban muchas cosas que luego se quedaron en nada y personas que sin demostrar nada lo han llenado todo. Lo cierto es que aquellas que en un momento casi te las tenias que sacar de encima, luego demostraron que su amistad no era tan verdadera y que era solo producto de la soledad que vivían en aquel instante o simplemente que buscaban algo que creían posiblemente que podrían conseguir con aquella amistad, sin embargo a la hora de la verdad y cuando más las necesitaba, fue fácil ver que no eran tan ciertas o quizás estaban en otro momento haciendo otras nuevas amistades... 


Los amigos se cuentan con los dedos de las manos y hay quien presume de tener muchos a su alrededor. Lo cierto es que amigos de verdad hay muy pocos.  


Es bien cierto que la amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de trascendencia e importancia, algunas nacen a los pocos minutos de conocerse y otras tardan años en hacerlo, bien por inquietudes comunes o por la simple química entre dos personas. Pero la verdadera amistad dura toda la vida y lo cierto es que en ella no hay celos, envidias ni malas acciones.


Decía Cicerón que: "Solo en el peligro se conoce al verdadero amigo" y es verdad, cuando tenemos un problema y aquellos que decían ser nuestros amigos ni nos preguntan por él o pudiéndonos ayudar en algo, no lo hacen, ahí tenemos la respuesta:. "Amistad por interés, no dura porque no lo es...


Yo tengo la suerte de contar con varios amigos con los que sigo manteniendo aquel mismo sentimiento,  amigos, uno de la infancia y otros de la adolescencia, y amigas con las que de vez en cuando quedamos para tomar café, porque viven lejos o nos vemos poco. Pero lo cierto es que seguimos manteniendo aquel cariño que una vez nos unió. Otras, que decían serlo siguieron otra vía, cortaron la relación y simplemente nos cansamos de seguir llamándolas...


También he podido llegar a personas a través del ordenador y puedo decir que la amistad que nació a través de la escritura, también traspasó la pantalla y con ellas me conecto y mantengo una relación entrañable aun a costa de no conocernos. Es una forma de amistad diferente, pero no por ello, menos cierta y algunas veces incluso, diría yo, hasta más verdadera que otras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!