miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mis dos Banderas

Soy Argentina. Nací en Buenos Aires y me eduqué en un Colegio de monjas en el que me enseñaron a  amar a mi bandera. Creo que no hay argentino que no sienta esos dos colores (celeste y blanco) dentro suyo. Los símbolos patrios (la Escarapela, el Escudo y la Bandera) van formando parte no solo de la historia del país, sino de la historia y de la infancia de cada uno de los habitantes de aquella extensa región.

Nos enseñaron desde chicos que aquel país formado por diferentes habitantes cada uno con su idiosincrasia, no dejan de ser una unidad común, la que forma el pueblo argentino. Cada persona de diferente provincia  tiene su propio acento, sus propias costumbres, su propia manera de pensar pero sobre todo y fundamentalmente se siente Argentino.

Cuando emigré a España hace unos años también empecé a sentirme española, como no, en mi sangre corre el paisaje rondeño, sus montañas, sus calles, una juventud inolvidable en casa de las hermanas de mi abuela y sobre todo las vivencias inolvidable que mi madre me contaba de su tierra y que yo posteriormente viví y sentí como mías, cuando me asomaba a lo que fue su infancia, a sus callejuelas donde ella quizás correteaba, al negocio que fuera de mi abuelo y a tantos recuerdos transmitidos.

En Málaga donde resido viví mi juventud, mi primer amor, aquí nacieron mis hijas…puedo decir que tengo el corazón dividido entre el país que me vió nacer y entre el que me vió crecer.

 Sin embargo hay una diferencia entre los dos Países y radica en el amor a la bandera. En España hay una creencia de que la roja y gualda es emblemática de un partido en concreto y hay quien la deshecha, la rechaza y no la honra.

Hay muchos españoles que no la sienten como en Argentina cuando la ven ondeando por el viento.

Mi querida bandera, mis dos banderas, recuerdo como mi familia materna se emocionaba al verla y hacía asomar lágrimas que salían no solo de los ojos sino también de sus corazones emigrantes.

Así aprendí también a quererla desde la distancia y hoy forma parte de mi vida. Una tiene el color de la pasión y yo soy pasional, la otra tiene el color del cielo, el color del mar…

Hoy vivo en la Bahía de Málaga, frente a ese mar que une mi país con este otro que también considero mío y cuando veo ondear mis dos banderas las siento hermanadas en mi cariño.

 Las dos representan lo que soy, lo que siento y lo que amo. Las dos forman parte de lugares donde viví, donde crecí y donde amé, ellas han ondeado en cada recuerdo, en cada vivencia y en cada momento de mi vida.

No se trata de ideologías, ni de creencias, ni de distinciones, se trata del símbolo que representa sentirse español, amar a la tierra donde uno vive, la tierra que te da cada día la oportunidad de ver crecer a tus hijos y de sentirte parte de un pueblo maravilloso, donde quien gobierna nada tiene que ver…

Ser Español, o Argentino o Rumano es mucho más que todo eso. Es sentirse parte de algo grande, que es tuyo, que te pertenece y al que perteneces, por tanto debes quererlo  y luchar por ello…

Soy Argentina y Soy Española y mis dos banderas ondean dentro de mi alma con toda su fuerza…

1 comentario:

  1. ¡Mira que entro veces a este blog! Muy a menudo. Pues ahora me acabo de dar cuenta que no estaba apuntada como seguidora.
    Se ve que algún día intentaría hacerlo, y con esto de bloguer, que unas veces te deja y otras no, pues ese día no podría.
    Pues nada, solucionado. Me tienes ya como seguidora oficial.
    Aunque ya lo era, y habitual.
    Besos.
    En la revista ya puse un comentario sobre tu escrito, y qué bonito tener esos sentimientos tan arraigados de tu bandera, de tu país. Eso se mama.

    ResponderEliminar

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!