miércoles, 23 de junio de 2010


Quiero volver a aquellas tardes en que salía de casa sintiéndome guapa y admirada, volver a escuchar aquellos piropos de quien me miraba y sonreía, logrando que mi corazón saltara de emoción, en una tarde donde el azahar llenaba de aroma las calles malagueñas.

Quiero sentir mis risas entre las de mis amigas, mientras compartíamos vivencias y anécdotas, bajo el sol dorado y brillante, de una tarde de mayo.

Quiero sentir aquel beso, que en mi boca dejaba la salobre del mar, entre la caricia de sus manos y la arena, quiero volver a tener dieciocho, veinte, veintisiete años, y volver a vivirlos con la sabiduría y la serenidad que me ha dado la vida y enmendar los errores y no callar lo que sentía, decirle al viento cuanto le quería, que nunca olvidé aquella incontrolable sensación de volar entre sus brazos y permanecer para siempre en el filo de su boca.

Quiero sentirme deseada y soñar mil veces envuelta en el perfume de su piel y permanecer allí descubriendo a la mujer de hoy en día.

Quiero volver a ver la mirada de mi padre, escuchar su voz cantándome despacito, recordar las manos de mi madre arropándome con la ternura de sus caricias y escuchar sus voces mientras me bajaban estrellas e inundaban mi habitación de hadas y duendes.

Quiero abrazarlos y dejarlos pasear abrazados, sin sentirme molesta, porque quizás aquella imagen de verlos juntos es la que más retengo en mi memoria a lo largo de estos años.

Quiero volver a reir con todos mis amigos de la infancia, aquellos que quedaron en otro pais y con los que compartí momentos entrañables, descubriendo que mientras trepábamos por los árboles, ellos formarian con el tiempo, una parte de las ramas de mi vida.

Quiero quedarme con el olor de Málaga que se me metió en la piel hace ya muchos años y en la que viví mi adolescencia entre el aroma a espeto y a jazmines, mientras me bronceaba bajo el inmenso sol de su Bahía.

Quiero volver a vivir aquella Feria de Agosto, la de los paseos de caballos y las biznagas, la de los naranjos en flor y la música por las calles, bailar sevillanas con la alegría de unas palmas y envolverme en aquellos vestidos que ajustados a mi talle me hacían sentir la reina de la fiesta.

Quiero suplir la inexperiencia de mi primera vez y llenarla de besos infinitos que hicieran un nudo en aquel corazón al que me até por muchos años y descubrir que a lo largo de los años él también quedó atado a mi.

Quiero mirar para atrás y quedarme con aquellos recuerdos lejanos, eternos e inolvidables que me forjaron como mujer, y cuyas experiencias me han convertido en la que soy hoy.

Quiero empaparme de la nostalgia que me da recordarlos porque aunque quiera ya no podré nunca vivirlos nuevamente…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!