miércoles, 30 de marzo de 2011


¿Cómo olvidar los días grises; Si son ellos los que me traen el brillo del sol?
¿Cómo olvidar las derrotas; Si son las que me proporcionan las victorias?
¿Cómo olvidar los errores; Si son ellos los que me dan las lecciones?
¿Cómo olvidar la soledad; Si fue ella la que me hizo entender mis amores y me trajo a mis amigos?
¿Cómo olvidar las tristezas; Si ellas hicieron que mi suerte cambiara?
¿Cómo olvidar los planes fracasados; Si el fracaso me puede enseñar a soñar?
Todo al final siempre se acomoda, si todavía no sucedió, es porque no llegó el momento.
Desconozco su autor

Ocho de la noche, una concurrida avenida. La pareja ya está atrasada para cenar con unos amigos. La dirección es nueva y ella consulta el mapa antes de salir. Él conduce el coche. Ella le orienta y le pide para que gire en la siguiente calle a la izquierda. Él, seguro, muy seguro, que es hacia la derecha. Discuten. Al darse cuenta de que, además de los atrasos, podrían quedarse de mal humor, Ella deja que él decida. Él gira a la derecha y luego se da cuenta de que estaba equivocado. Aunque es difícil, admite que insistió en el camino equivocado, al tiempo que hace el retorno. Ella sonríe y dice que no hay ningún problema si llegan unos minutos mas tarde.
Pero Él insiste en saber: -Si tenias tanta seguridad de que iba por el camino equivocado, deberías haber insistido un poco más...
Y Ella dice: -Entre Tener Razón y Ser Feliz, prefiero Ser Feliz. Estábamos a punto de una discusión, si insistía más, ¡habríamos estropeado la noche!

MORALEJA DE LA HISTORIA:

Esta pequeña historia fue contada por una directora, durante una conferencia sobre la simplicidad en el mundo del trabajo. Ella utilizó el escenario para ilustrar la cantidad de energía que gastamos sólo para demostrar que tenemos razón, independientemente de tenerlo o no.

Desde que escuché esta historia, me pregunto más a menudo: "¿Quiero ser feliz o tener razón?"


5 comentarios:

  1. Preciosa historia y un consejo que voy a seguir, porque sin duda, prefiero ser feliz que tener razón o tan siquiera intentar discutirlo.
    ¡Me ha encantado esta entrada!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho a mí también. Bonita reflexión. La foto es preciosa.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por visitar mi blog, vaya fotos preciosas que tienes

    ResponderEliminar
  4. Muy buena historia que deja mucho que aprender!!! Me encanto!!! Besotes Su!!!

    ResponderEliminar

video

Saludos

Halloweeennnn que susto

Personalize funny videos and birthday eCards at JibJab!